tratamientos

ICSI (INYECCIÓN INTRACITOPLASMÁTICA DEL ESPERMATOZOIDE)

El ICSI se ha constituido en una técnica ampliamente difundida y utilizada a nivel mundial como una forma efectiva y de tratamiento principalmente en parejas que tienen problemas en el semen del esposo como causa de infertilidad

El ICSI se ha constituido en una técnica ampliamente difundida y utilizada a nivel mundial como una forma efectiva de tratamiento principalmente en parejas que tienen problemas en el semen del esposo como causa de infertilidad, incluyendo la ausencia de espermatozoides en el eyaculado.

El ICSI implica la inyección o introducción, usando procedimientos de micromanipulación, de un espermatozoide funcional directamente dentro del citoplasma del ovocito a través de su zona pelúcida.

La Red Latinoamericana de Reproducción Asistida, reportó que de los centros de Latinoamérica apenas el 4.2% realizaban técnicas de micromanipulación en 1993, porcentaje que creció al 90.8% para el año 2000, con índices de embarazo y gestación múltiple similares a los obtenidos con la Fertilización In-Vitro convencional, independientemente del origen de los espermatozoides o de la causa de la azoospermia.

En el Ecuador se cuenta con este método de micromanipulación, CONCEBIR lo viene utilizando con éxito desde Diciembre del 2000.

Las etapas del ICSI-ET son:

1.- Estimulación de la ovulación
2.- Aspiración folicular
3.- Obtención de los espermatozoides
4.- Fecundación a través de la Inyección de los óvulos con un espermatozoide (ICSI-TE)
5.- Transferencia de embriones

Doce días después de la transferencia, puede medirse en sangre de la mujer la hormona bHCG, que permite documentar la presencia de embarazo.

La ecografía transvaginal permite visualizar un saco gestacional dentro del útero, 21 días después de la transferencia embrionaria.

tratamientos

Indicaciones del ICSI

Un 40-50% de los casos, la causa de la esterilidad conyugal está en el esposo, actualmente en todos los centros de fertilidad calificados, el estudio se lo inicia y continúa con la pareja como un conjunto. Además, de la población general, un 5 a 10 % de hombres tienen dificultades para concebir. Estudios recientes sugieren que la calidad del semen humano se halla en proceso de deterioro, debido a factores ambientales que actuarían desde el desarrollo fetal del individuo.

La Inyección Intracitoplasmática de un espermatozoide se recomienda, con la finalidad de conseguir embarazo, en los casos de factor masculino severo (< 5 millones de espermatozoides por ml en el eyaculado); azoospermia (ausencia de espermatozoides en el eyaculado); necrozoospermia (únicamente espermatozoides muertos en el eyaculado); esterilidad inmunológica (presencia de anticuerpos antiespermatozoides en la muestra de semen); falla de fecundación en ciclos previos de Fertilización In –Vitro convencional; menos de 3 óvulos obtenidos tras la estimulación ovárica para una Fertilización In – Vitro con el fin de asegurar la fertilización.

En estos casos con la finalidad de asegurar la fecundación del óvulo, se realiza el ICSI, inyectando un espermatozoide al interior del ovocito, esto se lo hace utilizando equipos de magnificación especiales, que tienen tecnología de punta con sistemas hidráulicos computarizados que permiten introducir el espermatozoide suavemente, usando una finísima aguja de vidrio. Lo embriones que se forman tras fecundación, son transferidos al útero con el objeto de que continúen su multiplicación y desarrollo, hasta adquirir la capacidad de implantarse en el endometrio que es la capa interna de la cavidad del útero de la mujer.

TENEMOS LOS RECURSOS

PODEMOS AYUDAR

Concebir cuenta con tecnología de punta, infraestructura necesaria,personal médico y técnico
entrenado y especializado en el exterior