¿Cuándo ir por primera vez al ginecólogo?

Chica sosteniendo un papel con el emoticon de sonrisa indicando su bienestar al ir al ginecólogo

La primera visita al ginecólogo supone muchas interrogantes e inseguridades, viniendo en gran parte de ella, de chicas jóvenes. Sin embargo, es importante tener en mente los beneficios que traerá la realización de este examen a la salud del aparato reproductor femenino.

Toda parte del cuerpo humano presenta cambios constantemente, así mismo puede ocurrir con los genitales, por lo cual pueden presentar enfermedades inesperadas. A través de esta evaluación se podrá corroborar que el sistema reproductivo se encuentra en total normalidad o prevenir determinadas patologías ginecológicas.

La consulta es realizada por un especialista que actuará de forma profesional y hablará con la paciente para que se sienta cómoda, por ello, no debe ser motivo de vergüenza. Además, resulta una gran oportunidad para dar respuesta a todas las inquietudes que puedan existir con respecto al tema y aclarar cualquier preocupación.

¿Qué es la ginecología?

Se hace referencia a la ginecología como la ciencia que se encarga del estudio de todos los aspectos correspondientes a la salud de la mujer, en relación a su útero, vagina y ovarios. Esta especialidad médica, permite diagnosticar y fijar tratamientos para trastornos o enfermedades como el cáncer, la infertilidad, ovarios poliquísticos, fibromas, sangrados anormales, infecciones, etc.

En este caso, el ginecólogo será el profesional calificado para evaluar la condición ginecológica de la paciente y asesorar sobre temas de gran importancia sobre el cuidado femenino, métodos anticonceptivos y enfermedades de transmisión sexual. Además, esta especialidad va de la mano con la obstetricia, siendo el este capaz de comprobar las  probabilidades de embarazo y curso del mismo.

Primera cita

No hay edad para visitar por primera vez al ginecólogo, no obstante, se recomienda realizarse después de que la mujer haya experimentado su primera relación sexual, presente alguna alteración en su ciclo menstrual, dolor e incomodidad en la zona vaginal o mamaria o hacerse este chequeo a partir de los 20 años.

El especialista primero hará una serie de preguntas para conocer al paciente y preparará su historial clínico ginecológico. Es importante destacar, que esta información será totalmente confidencial, por ello, no debe existir temor de dar respuestas a estas, ya que es necesario ser completamente sincero con el ginecólogo para obtener un diagnóstico acertado.

Las posibles preguntas que el médico puede efectuar en la primera visita estarán principalmente enfocadas en:

  • Edad.
  • Última regla, cantidad de sangrado, regularidad o intensidad de dolor durante la menstruación.
  • Seguramente te preguntará por el funcionamiento de tu cuerpo,  si te has percatado de alguna anormalidad o bultos en tu pecho, flujo oscuro con mal olor, etc.
  • Es esencial ser completamente honesta sobre su actividad sexual, y de mantener relaciones sexuales, comentarle sobre que métodos anticonceptivos usa con frecuencia.
  • Al especialista también le interesará conocer la alimentación, si realiza algún deporte o fuma, ya que los hábitos diarios quizás puedan afectar tu salud ginecológica.
  • Antecedentes familiares en relación a si algún pariente ha presentado cáncer de mama, problemas en el útero u ovarios.

De acuerdo a los datos recolectados, el ginecólogo podrá tener un juicio claro de la salud  de la paciente o de determinadas enfermedades. Es posible que de acuerdo a la edad, antecedentes y características de la chica, el profesional determine que no sea necesaria una exploración física en esta primera consulta.

Recomendaciones

Al ser la primera vez que se asiste al ginecólogo, se aconseja: 

  • No ir predispuesta. Una de las recomendaciones principales es relajarse, así la evaluación será más sencilla para el doctor y ayudará a no sentir molestias durante el examen. 
  • Vestir ropa cómoda y holgada, que sea fácil de quitar si el especialista necesita hacer una revisión
  • Asistir bien aseada. Es importante que la zona genital se encuentre limpia. 
  • Se sugiere evitar visitar al ginecólogo con la menstruación, ya que así la exploración se podrá realizar correctamente y será menos vergonzoso para la paciente. 

Exámenes ginecológicos

Existen varios tipos de exámenes ginecológicos, la realización de ellos dependerá de tu edad, si no has tenido relaciones sexuales o si presentas alguna incomodidad en tus genitales. Es importante destacar que esta exploración no supone de ningún dolor.

  • Examen general: En esta evaluación se hace una revisión general del organismo. Se medirá el peso, estatura y presión arterial.
  • Examen de mama: Se hará una prueba palpando los senos con la intención de descartar posibles bultos o secreción anormal en los pezones. La autoexploración de mamas es un examen que debe hacerse la mujer de forma rutinaria, si no sabe cómo realizarla, esta es la oportunidad ideal para pedirle al ginecólogo le enseñe. 
  • Ecografía: Esta exploración se lleva a cabo para poder observar con claridad los órganos pélvicos internos. El ginecólogo, dependiendo de la edad de la chica, puede decidir realizarla por medio de una sonda vaginal o pasando un transductor por el vientre (debe tener la vejiga llena).
  • Citología o prueba de Papanicolau: Consiste en introducir por la vagina un pequeño cepillo o espátula para realizar una raspado suave a través de él, las células del cérvix y obtener una muestra que será evaluada en el laboratorio. Este examen se realiza para estudiar las células en el cuello del útero.
  • Examen pélvico: Este análisis se inicia con una observación externa de los genitales (vulva) y luego se abre las paredes de vagina con un espéculo para examinar el interior. Asimismo, el especialista introduce uno o dos de sus dedos por la vagina y con la otra mano hará presión en el abdomen para cerciorarse de la condición del cuello uterino, los ovarios y matriz. 

¿Cuándo volver al ginecólogo?

Luego de la primera evaluación ginecológica el doctor determinará la frecuencia de cada consulta dependiendo del diagnóstico y caso a tratar. Usualmente, las visitas al ginecólogo suelen recomendarse anualmente si no presenta alguna patología o problema con el aparato reproductor.

Concebir cuenta con los mejores Ginecólogos en la ciudad de Quito para que puedas hacerte tus chequeos de rutina y corroborar que tu sistema reproductivo se encuentre en perfectas condiciones. Agenda tu cita con nosotros y cuida de tu salud femenina.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otros artículos