La infertilidad: ¿Que es? y causas

La infertilidad es bastante común, hoy en día son cada vez más hombres y mujeres que se les dificulta conseguir el embarazo. La tasa de infertilidad en el Ecuador se encuentra entre el 17 y 20 % de las parejas en edad de concebir, según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC). 

Generalmente, esta condición es diagnosticada por un especialista en medicina reproductiva cuando las parejas no consiguen el bebé luego de un año de intentos o bien, si han existido abortos espontáneos en recurrentes ocasiones. 

Sin embargo, esta enfermedad puede ser trastada, los métodos pueden incluir desde medicamentos, cirugía o tecnologías de reproducción asistida de acuerdo al caso.

¿Que es la infertilidad?

La infertilidad es el término referido a la imposibilidad de concebir o mantener el embarazo completando la fase de gestación y dando a luz al bebé. 

Esta condición puede clasificarse en:

  • Infertilidad primaria: ocurre cuando la pareja consigue fecundar al embrión, logra la gestación, pero el embarazo no llega darse hasta su culminación con el resultado de un recién nacido vivo.
  • Infertilidad secundaria: en este caso, la pareja luego de tener uno o varios embarazos con partos efectuados de manera exitosa, no logran nuevamente concebir un recién nacido vivo.

¿Cuáles son las causas de la infertilidad?

Existen muchos factores tanto físicos como emocionales y ambientales, que pueden originar la infertilidad. Esta es una enfermedad cuyo problema no radica solamente en el género femenino, sino que también afecta al hombre.

Las probabilidades de infecundidad son iguales para los dos miembros que conforman la pareja, por lo cual a cada uno de ellos se les deben hacer las pruebas para determinar con exactitud las causas.

Tomando en cuenta al género que afecte, la infertilidad puede darse a través de los siguientes casos:

Infertilidad femenina

Se estima que del 35% a 40% de los casos están relacionados a la mujer. La imposibilidad de que se logre el embarazo, puede deberse a diferentes trastornos o disfunciones ginecológicas, entre ellas:

  • Imposibilidad para ovular correctamente, usualmente el número y la calidad del óvulo decrece de forma progresiva desde los 35 años. 
  • También, puede existir problemas ginecológicos que pueden producir cambios hormonales, como el síndrome de ovario poliquístico y la insuficiencia ovárica prematura. 
  • La clamidia y gonorrea son enfermedades de trasmisión sexual que pueden ocasionar bloqueos de las trompas.

Poseer fibromas uterinos.

  • Sufrir de endometriosis.
  • Empleo de ciertos tratamientos, como por ejemplo medicamentos quimioterapéuticos.
  • Tener sobrepeso o peso bajo.
  • Entrenamiento deportivo intenso, esto es causante de periodicidad de los ciclos menstruales se vea afectado e incluso a la desaparición de los mismos.
  • Consumo excesivo de alcohol, tabaco y drogas.

Infertilidad masculina:

Por su parte, los hombres representan de igual manera un mismo porcentaje que las mujeres. Usualmente, la infertilidad del padre, puede presentarse en la mayoría de los casos por problemas presentados en los testículos, los cuales, son los responsables de producir los espermatozoides y testosterona.

  • Una de las causas principales se debe a varicocele, una inflamación de las venas que salen del testículo, regularmente del izquierdo, lo que ocasiona  un incremento de temperatura en la zona, provocando alteraciones en el semen.
  • Baja movilidad de los espermatozoides  que evitan que estos lleguen correctamente al óvulo.
  • Inflamación de los testículos como consecuencia de infecciones como: gonorrea, paperas o clamidia.
  • Obstrucción de los tubos que trasladan el semen.
  • Presentar problemas de tiroides.
  • Exposición a altas temperaturas y productos químicos. 
  • Realización de tratamientos de quimioterapia y radioterapia. 

Prevención

El 80% de los casos de infertilidad son previsibles, por lo cual brindamos una serie de recomendaciones que le permitan a la pareja anticiparse ante posibles problemas que imposibiliten la reproducción:

  • No postergar el embarazo hasta una edad avanzada.
  • Emplear métodos de protección durante las relaciones sexuales, esto con el fin de evitar posibles enfermedades de trasmisión sexual.
  • Realizarse la vacuna de la tripe vírica en contra de las paperas.
  • Evitar el consumo de tabaco y drogas.
  • Emplear anticoncepción temporal.
  • Mantener  una dieta y peso adecuado, ya que esto afectar el metabolismo y la capacidad de ovular.

En Concebir aconsejamos que de tener sospechas de ser estéril, visite a un especialista. Existen una gran variedad de exámenes que podrán determinar los orígenes por los cuales se es imposible a la pareja quedar embarazada y plantear los tratamientos de acuerdo al diagnóstico. Contáctanos y podremos ayudarte.

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otros artículos

Tratamientos para la fertilidad

A medida que va avanzado la tecnología en aspectos relacionados a la medicina reproductiva, se han podido desarrollar diversas técnicas que le permiten a las